29 ene. 2009

Goles inolvidables: Olguín a Temperley

Un gol clave en la historia de Argentinos. El del campeonato de 1984.

Ya partió el remate de Jorge Olguín y el penal se transforma en el único gol del partido.

Por Javier ROIMISER

Quizás sobren las palabras para referirse a este gol. 'El gol'. Es que 80 años de historia se resumieron en un remate desde los doce pasos. Ese año, 1984, fue de aquellos en que los equipos chicos se vistieron de Grandes. Y aunque Independiente fue el mejor de América, Argentinos, Estudiantes y Ferro dieron cátedra en el torneo local. El año en el que Racing jugó en la "B" por primera vez en su historia, y se iba a quedar a las puertas del ascenso al perder en el octogonal con Gimnasia y Esgrima La Plata. El año en que Boca salió a jugar contra Atlanta con los números pintados a mano en su camiseta.
Aquel Argentinos estaba conducido tácticamente por Roberto Marcos Saporiti, que había reemplazado a Rodolfo Talamonti a fines de 1983, cuando éste dejó el cargo que había heredado tras la muerte de Ángel Amadeo Labruna. La sumatoria de grandes nombres y excelentes desempeños le dieron a Argentinos un merecido campeonato aquel 23 de diciembre de 1984, aunque por la exigua diferencia de un punto por sobre Ferro Carril Oeste.
Siempre se dice que los buenos equipos necesitan de pocos jugadores para destacarse. Este Argentinos no fue la excepción, ya que sólo sumaron minutos 18 jugadores -Vidallé, Villalba, Pavoni, Olguín, Domenech, Videla, Batista, Commisso, Castro, Pasculli, Ereros, Pellegrini, Lemme, J. J. López, Morete, Olarán, Corsi y Borghi-, agregándose otros cinco que fueron al banco en alguna oportunidad sin ingresar -Mendoza, Ferrero, Mayor, Bouza y Peralta-.
Desde el agónico gol del 'Pepe' Castro en la primera fecha ante Chacarita hasta este penal convertido por Olguín pasaron casi ocho meses. Fueron los dos años más destacados de la historia de Argentinos. 1984 se resume en una sola imagen: este gol de Jorge Mario Olguín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario