11 abr. 2009

Goles inolvidables: Córdoba a Atlético de Rafaela

En la Promoción de 2005, Argentinos no podía vulnerar a Atlético de Rafaela. Desde el banco saltó un pibe de 20 años que abrió el partido con un toque de calidad.

Matías Córdoba grita el primero de sus dos goles a Rafaela.

Por Javier ROIMISER

Lo ocurrido el 10 de julio de 2005 no será fácilmente olvidado. A solo un año de la hazaña conseguida en Córdoba, la regular campaña realizada por Argentinos en la temporada 2004/05 en Primera División lo condenó en la última fecha a jugar, una vez más, la Promoción, esta vez, contra Atlético de Rafaela. Esa reválida Argentinos la jugaba por cuarta vez en cinco ediciones disputadas -y la volvería a jugar en 2006-.
La historia se inició el 6 de julio en Rafaela y el equipo santafesino se adelantó dos goles en el marcador global pero un penal cometido sobre Gustavo Oberman -pocos días antes se había consagrado campeón mundial sub-20 en Holanda- le permitió a Leonardo Pisculichi acortar cifras de cara a la revancha en La Paternal.
Cuatro días más tarde se volvieron a ver en la Capital Federal. El Estadio Diego Armando Maradona estuvo colmado. Argentinos tenía el control del juego y del terreno, pero no lograba vulnerar la cerrada defensa rafaelina. Aquella tarde-noche el Bicho alineó a Marcos Gutiérrez; Pablo De Muner, Nicolás Pareja, Carlos Galván y Ariel Seltzer; Gastón Machín, Claudio Marini y Pablo Brandán; Leonardo Pisculichi; Gustavo Oberman y Silvio Carrario. Sobre los 20 minutos del complemento, el Director Técnico Osvaldo 'Chiche' Sosa hizo ingresar a Matías Jesús Córdoba por Brandán -más tarde ingresaron Mariano Mignini por Carrario y Leandro Fleitas por De Muner- para darle más llegada por el sector izquierdo a Argentinos, que no podía con Barovero. Pero llegó el pase magistral de Oberman y Córdoba hizo un enganche para dejar sin chances a Barovero y definir de derecha. La Paternal se transformó en una fiesta -alcanzaba con ganar por la mínima diferencia, ya que a Argentinos lo favorecía la ventaja deportiva- y durante 20 minutos manejó el partido a su antojo, ya que Rafaela no inquietó. Y llegó faltando 5' una nueva habilitación, esta vez de Pisculichi y nuevamente Córdoba quedó mano a mano con Barovero, pero ahora definió de primera y dejó sin chances al '1' visitante. Después hubo una jugada de antología de Oberman por izquierda para que Marini cierre la cuenta en tres, con todo el estadio delirando por mantenerse en Primera.
Si hay algo que los hinchas de Argentinos no olvidaremos jamás son esas definiciones de Matías Córdoba. Un jugador distinto, que demostró en ese partido que 'pensar' con los pies a veces es la mejor manera de vencer a cualquier cerebro que simula hacerlo...

1 comentario:

  1. estoy buscando los videos de ese partido x todos lados y no los encuentro :S

    ResponderEliminar