4 abr. 2009

Hombres de... ¿negro?

Cuando no era habitual, en 1985 hubo un partido de Argentinos en el que el juez tuvo que vestirse de blanco.

Jorge Romero, luciendo un atuendo no muy común para un juez en los '80.

Por Javier ROIMISER

Hoy en día estamos acostumbrados a ver a los jueces luciendo diversos colores en su vestimenta. Pero antes del Mundial de 1994 de Estados Unidos, lo único y habitual era que el árbitro y los jueces de línea se vistieran de negro. Así, fueron objeto de los más variados apodos que se recuerden.
Sin embargo, en el amanecer de 1985, Argentinos Juniors jugó un partido con el juez vestido de blanco. El Bicho venía dulce por haber obtenido el Torneo de Primera División de 1984 y comenzaba, a nuestro criterio, el mejor año de su historia futbolística. El 17 de febrero de 1985 recibía en el Estadio de Ferro Carril Oeste a Central Norte de Salta. El Cuervo del norte utiliza habitualmente un atuendo en el que predomina el color negro. Y así salió a la cancha aquella calurosa tarde de domingo. Fue por ello que el juez Jorge Romero tuvo que arbitrar el encuentro con una curiosa camisa blanca que llamó la atención en un principio pero que, luego de empezar a rodar la pelota y llegar uno a uno los goles del Bicho, dejó de ser tema de conversación en las tribunas para quedar disfónicos con cada anotación.
Argentinos ganó aquel encuentro por 8 a 0, con cinco goles conseguidos por Pedro Pablo Pasculli, y los restantes marcados por Mario Videla, Adrián Domenech y José Antonio Castro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario