8 may. 2009

En tu cabeza hay un gol

En 1989, Argentinos estuvo casi 700 minutos sin marcar goles.

Ante Vélez en Liniers, Argentinos llegó a siete encuentros sin marcar goles.


Por Javier ROIMISER

Cualquier persona que tenga un mínimo conocimiento de este deporte puede dar fe que el gol es el momento de máximo placer dentro de un partido de fútbol. En determinadas circunstancias puede entenderse un empate sin marcar goles, pero queda claro que el no convertir implica en la mayoría de los casos retirarse con las manos vacías del estadio.
Hace casi 20 años, Argentinos vivió la peor racha de efectividad en la valla contraria, al punto que estuvo casi 700 minutos sin convertir goles. Esa racha incluyó dos empates y cinco derrotas. La serie comenzó a tres minutos del final del partido en que Argentinos superó por 4 a 1 a Gimnasia y Esgrima La Plata en cancha de Ferro por la 3ª fase del Torneo Clasificación 1989, que brindaba una posibilidad para jugar la Copa Libertadores del año siguiente. El gol conseguido por Ramiro 'Chocolatín' Castillo en el minuto 87 de partido decoraba la goleada para superar esa instancia con cierta facilidad. Por la ronda posterior, el Bicho enfrentó a River Plate -a quien había eliminado en la Liguilla Pre-Libertadores- en una llave a dos partidos, y Argentinos fue vapuleado por el conjunto de Núñez, que lo venció 1 a 0 en Vélez y 4 a 0 en el Monumental. Allí se terminó la temporada 88/89 y casi 40 días después se iniciaba un nuevo campeonato, el último a dos ruedas y que volvía a dividir puntos para los equipos que empataban.
En esa nueva temporada -la 89/90-, Argentinos arrancó de visitante en Córdoba ante el Racing de esa provincia, trayéndose un empate sin tantos. Luego recibió a Rosario Central en cancha de Atlanta y una nueva igualdad con el marcador en blanco. Había que ir al Estadio de River Plate, donde Argentinos no pudo mantener el empate en cero y casi sobre la hora Ernesto Corti le dio el triunfo a los de la banda roja. El Bicho iba por su doble revancha -hacer goles y ganar- otra vez en Villa Crespo y ante el Deportivo Español, pero la suerte nuevamente fue esquiva y con gol de Walter Parodi los 'Gallegos' ganaron por la mínima diferencia. Por la quinta jornada, Argentinos visitaba en el José Amalfitani a Vélez Sarsfield, a quien no vencía como visitante desde 1979. El local fue algo superior y recién pudo plasmarlo en el complemento con un gol de Ricardo Gareca, suficiente para llevarse el triunfo.
Llegaba la 6ª fecha del torneo y Argentinos acumulaba siete encuentros sin marcar. El miércoles 13 de septiembre de 1989, 83 días después de su último gol, el hincha de Argentinos volvería a celebrar. El escenario de Atlanta volvía a albergar un partido del Bicho, que recibía a Ferro Carril Oeste. La tensión que implicaba no ganar y, obviamente, no hacer goles, se reflejaba en las tribunas. Tras un primer tiempo apenas discreto, en el complemento el equipo de Nito Veiga fue por el triunfo. Cuando sobre los 9 minutos de la segunda etapa el juez Eduardo Grondona marcó el punto del penal a favor del Bicho, comenzó a gestarse el fin de la peor racha de la historia del club en cuando a marcar goles. Así, Fernando Gabriel Cáceres, casi infalible desde los doce pasos, batió al por aquel entonces juvenil Germán Burgos y provocó el delirio de la parcialidad local. Al menos de penal, Argentinos cortaba una racha de 687 minutos sin convertir goles. El encuentro finalizó con ese marcador, por lo que el Bicho además volvía al triunfo tras siete jornadas.
Luego Argentinos mejoró sensiblemente en el torneo, finalizándolo por mitad de tabla y convirtiendo goles en 23 de los 32 encuentros restantes. A veces la falta de confianza hace que un equipo esté siete partidos seguidos sin marcar y sin embargo dos meses más tarde llegó hasta las semifinales de la Supercopa, siendo esa su mejor actuación en ese torneo internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario