27 ago. 2009

Marche preso

En 1933, la policía suspendió un partido de Argentinos por agresión entre dos jugadores... Y además, uno fue preso...

Así reflejó el diario "El Mundo" el incidente producido en cancha de Argentinos.

Por Javier ROIMISER

Hoy en día, que dos jugadores se peleen por una acción de un encuentro de fútbol puede parecernos entendible, aunque no necesariamente aceptable. Sin embargo, muchos años atrás y contrariamente a lo que sucede actualmente, la policía tenía pleno control de lo que ocurría fuera y dentro del terreno de juego.
El 22 de octubre de 1933 se enfrentaban en Avenida San Martín y Punta Arenas Argentinos Juniors y Racing Club. El club de La Paternal se imponía por 1 a 0 gracias a un gol conseguido por Francisco Ribes. Ni bien se reinició el juego, una acción violenta de Vicente Pietracupa (destacado en la foto) finalizó con infracción sobre Alberto López Bravo, jugador de Racing. Este volvió sobre su infractor y lo golpeó, produciéndose así un gran tumulto dentro del rectángulo de juego.
Increíblemente, la policía tomó al jugador visitante Bonelli y lo llevaba detenido, aunque no había tenido protagonismo en el incidente. Finalmente, tanto Pietracupa como López Bravo fueron demorados por la fuerza policial, siendo este último acusado por una contravención conocida como 'Desorden'.
El encuentro fue suspendido y se continuó el 2 de noviembre con diez jugadores por bando, ya que el juez consideró como expulsados a Pietracupa y López Bravo. En la continuación hubo algunos cambios de jugadores y en Racing ingresó Devicenzi, que marcó el empate a nueve minutos del final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario