1 oct. 2009

Dibuje Maestro

Esta imagen de Claudio Borghi resume en todo su esplendor lo que el actual DT de Argentinos siente por el fútbol.

Claudio Borghi y su clásica 'rabona', en un partido ante Deportivo Español.

Por Javier ROIMISER

El pasado 28 de septiembre Claudio Daniel BORGHI, el entrenador de Argentinos, cumplió 45 años. El domingo 4 de octubre habrán pasado exactamente 28 años de su debut como futbolista en Primera División -empate 0 a 0 de Argentinos con Platense en Vicente López por el Nacional de 1981-. Los hinchas del Bicho lo disfrutamos tan sólo 78 partidos como jugador del club. En Chile, según sus propias palabras, encontró su lugar en el mundo. Cuando le preguntaron en qué club la pasó mejor, él contesta sin dudarlo: "En Huracán". Y ante la re-pregunta "¿Y Argentinos?", su respuesta siempre es "Argentinos es mi casa... Tu pregunta se refiere a dónde la pasé mejor fuera de mi casa... En mi casa siempre la paso bien".
Hizo historia en el Colo Colo. No pudo mostrar todo su potencial en Independiente. El fútbol le da revancha en Argentinos. Lleva menos de una decena de partidos al mando del plantel, pero su mano ya se nota. No tenemos idea de cómo le irá en el futuro, pero tiene mucho crédito. El haber logrado que un plantel que no podía encontrar su rumbo futbolístico recuperara una identidad perdida. Podrá ganar, empatar o perder, pero respetando un estilo. El estilo de Claudio Daniel Borghi.
Esta nota y esta foto simplemente quieren reflejar el sentimiento del Bichi sobre el fútbol. Algo que quizás no tenga sentido explicarlo con palabras, sino simplemente mirando la imagen. En la misma se lo ve a Borghi tirando una rabona en un encuentro que Deportivo Español ganaba desde los 9 minutos del primer tiempo y que Argentinos terminó perdiendo por 2 a 0. Borghi hizo esa jugada con Argentinos en desventaja, demostrando que se puede intentar jugar bien a pesar del resultado, que la mayoría de las veces es lógica consecuencia del desarrollo del encuentro. Esa es la imagen que el patrocinador de la Copa Libertadores de 1985 eligió para dar a conocer las cualidades de Claudio Borghi. No se equivocó en absoluto. ¡Dibuje Maestro!

No hay comentarios:

Publicar un comentario