27 nov. 2009

Vino y se fue: Claudio DADOMO

En enero de 2007, este marcador de punta uruguayo tenía todo acordado para jugar en Argentinos. Sin embargo, sorpresivamente, se alejó tras unos amistosos.

Saluda Claudio Dadomo entre Barzola y Avendaño, antes de un amistoso en Tandil

Por Javier ROIMISER
También publicado en la sección Mal Pase de: EN UNA BALDOSA


Corría enero de 2007 y en Argentinos se respiraban aires de cambio. Ricardo Caruso Lombardi se había hecho cargo de la dirección técnica que había dejado Adrián Domenech. Argentinos corría con el karma de haber jugado de manera consecutiva las últimas cuatro promociones, ganando las tres últimas (en el 2003 cayó con nueva Chicago, en el 2004 superó a Talleres de Córdoba y ascendió, mientras que en el 2005 le ganó a Atlético de Rafaela y en 2006 a Huracán para mantenerse en Primera).
Para el nuevo torneo se iban a sumar dos jugadores uruguayos. Uno de ellos era Andrés Scotti, proveniente del fútbol de Rusia y el otro, Claudio Martín Dadomo, que llegaba desde el Montevideo Wanderers.
Llegó, firmó su contrato y viajó a Tandil con el plantel profesional para hacer la pretemporada. Jugó amistosos y la Copa de la ciudad que albergaba a Argentinos durante su estadía antes del inicio del Clausura 2007. Sin embargo y contra todos los pronósticos, ocurrió lo impensado. Dadomo manifestó problemas personales y se volvió a Uruguay, al mismo club del que provenía.
Curioso resultó verlo, seis meses más tarde, dejar su país natal y volar al viejo continente para jugar en el fútbol de Suecia. Poco tiempo después volvió a sus pagos, donde aún hoy juega. Uno de los tantos pases de jugadores que se dan por hechos y cuando uno menos se lo imagina, se caen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario