2 dic. 2009

Cuando éramos verde y blanco

Si bien Argentinos se destacó por el rojo en sus colores, en los primeros años oficiales su vestimenta fue verde y blanca.

Así se fotografió Argentinos antes de un partido ante Porteño de 1914

Por Javier ROIMISER

Bien conocido es que Argentinos se fundó en 1904 y tomó sus colores -predominantemente el rojo- en base al ideal socialista que pregonaban varios de sus integrantes. Sin embargo, cuando en 1909 tomaron la decisión de afiliarse al fútbol oficial, hubo que pensar en cambiar. Es que la Argentine Football Association no aceptaba que dos equipos tuvieran sus colores y vestimentas de manera similar. Y como Argentinos llegó mucho después que otros equipos que llevaban el rojo como estandarte, decidió cambiar.
Es así que desde 1909 y hasta bien entrado 1915, Argentinos fue verde y blanco. Tomó la idea de su antecesor, Mártires de Chicago, que tenía su camiseta blanca con dos listones verdes que lograba una vestimenta con tres bastones blancos -uno central- y dos verdes intercalados. En 1912, cuando se produjo la primera escisión del fútbol argentino, nuestro club decidió afiliarse a la Liga disidente: la Federación Argentina de Football. Si bien la reglamentación de los colores no tenía la misma relevancia que tres años antes, se decidió seguir utilizando la camiseta verde y blanca. La fotografía que ilustra nuestra nota corresponde al partido que Argentinos jugó por el Concurso por Eliminación de 1914 ante Porteño. En el mismo, y aunque la imagen no ayuda demasiado, se puede ver a los jugadores de pantalón claro -Argentinos Juniors- ante otros, de vestimenta similar -Porteño vestía camiseta azul y blanca a bastones verticales- de short oscuro. En 1915, cuando se produjo la reunificación de las ligas oficiales, Argentinos volvió a los colores que nunca más abandonó: el rojo y el blanco.

1 comentario:

  1. Gran data!! hoy estuve por el negocio de Rodolfo y me contaba acerca de esto y yo ni idea; le pregunté si no habrán sido los primeros partidos del club,me dijo que en realidad fueron "unos cuantos". Nunca imaginé que hayan sido 6 años sin el rojo en el pecho..

    Saludos!

    ResponderEliminar