1 ene. 2010

Paso efímero: Walter PERAZZO

Uno de los mejores delanteros de la década del '80, que tuvo un fugaz paso por Argentinos Juniors

Walter Osvaldo Perazzo, que jugó en Argentinos en 1990


Por Javier ROIMISER
Foto: Alfredo HERNÁNDEZ

Cada vez que lo cruzábamos en la cancha, soñábamos con verlo con nuestra camiseta. Si bien lo tuvimos en contra en el mejor momento de Argentinos, cuando existió la posibilidad de disfrutarlo con los colores del Bicho no hubo suerte.
Walter Osvaldo PERAZZO, de él hablamos, fue uno de los grandes goleadores de la década del '80. Iniciado en San Lorenzo, estuvo cerca de la centena de goles en su carrera en Primera División. Obviamente, lo mejor de su trayectoria se vio en el Ciclón. Tuvo un fugaz paso de un año por Estudiantes de La Plata -cuando San Lorenzo jugó en Primera "B", en 1982- y en 1988 pasó a Boca Juniors, donde jugó dos temporadas. Cuando en el segundo semestre de 1990 se anunciaba su llegada a Argentinos Juniors, más de uno se ilusionó. Y no era para menos, ya que imaginar a un equipo en el que se encontraban, entre otros, Carlos Goyén, Patricio Hernández, Claudio Cabrera, Jorge Ortega, Osvaldo Coloccini, Ricardo Rentera y Rubén Gómez más los propios Fernando Cáceres, Carlos Mac Allister, el regreso del Checho Batista, su hermano Fernando, permitía pensar en grande. Este Argentinos, del Apertura '90, peleó el torneo palmo a palmo con Newell's (ganador), River y Vélez. Las chances recién se esfumaron en la 16ª fecha, tras la caída 0-1 ante el recién ascendido Lanús.
Si de Perazzo hablamos, el colombiano nacionalizado argentino y cuyo padre jugó en nuestro equipo en 1958 se presentó en el empate 0 a 0 con Newell's de la 2ª fecha. Jugó ocho partidos por el Apertura, marcándole un gol a Vélez en un partido que pudo haber sido clave a la hora de pelear el torneo, pero un raro encuentro de fútbol terminó quitándole un punto a Argentinos. Además se fue expulsado en el partido que Argentinos le ganó a River 2 a 1 en el Monumental, logrando así un triunfo en el estadio del Millonario tras 4 años.
Por la Supercopa de 1990, disputó tres partidos. Le hizo un gol a Flamengo en el encuentro de ida de la Primera Fase y jugó los dos curiosos partidos ante Nacional de Uruguay, el del corte de luz en la cancha de Atlanta, y el de la batalla campal del Estadio Centenario.
Totalizó 11 partidos y marcó 2 goles. Si bien su tarea no fue de las más destacadas, fue importante en un plantel que estuvo en la pelea tanto en el torneo local como en la Supercopa.
Sorpresivamente, en el verano de 1991 armó las valijas y se fue al Deportivo Cali. Luego anduvo por lugares exóticos, como Corea del Sur o Canadá, para retirarse en 1995 en Deportivo Laferrere. Siempre creímos que nos quedamos con las ganas de ver al mejor Perazzo. Y lamentablemente, a ese gran jugador, lo tuvimos que sufrir del lado rival.

No hay comentarios:

Publicar un comentario