8 ago. 2010

Lo increíble de ser locales en Miami

En épocas en que reinaba un desconcierto a todo nivel en Argentinos Juniors, el colmo fue verlo jugar de local en Miami.

Este es el estadio Orange Bowl, donde Argentinos recibió a Nacional de Medellín

Por Javier ROIMISER
Imágenes: alebichoxxx1

Que la década del '90 ha dejado más sinsabores que alegrías no es ninguna novedad. Aquel simpatizante de Argentinos Juniors que sobrevivió a todo lo acontecido entre 1993 y 1996 puede darse por satisfecho. Y ponemos especial énfasis en estos tres años porque ocurrió de todo. Desde salvarse del descenso en el Clausura '93 en cancha de River en la última fecha, situación en la que Argentinos no estaba desde 1982 hasta terminar perdiendo la categoría a mediados de 1996, habiendo pasado por ser locales en la provincia de Mendoza durante un año. En el medio está el oasis del Apertura 94 donde se estuvo cerca de la hazaña.
El inicio de la temporada 95/96, como ya era costumbre en aquellos tiempos, para Argentinos se dividía en el torneo local y la competencia internacional que correspondía a la Supercopa 'Joao Havelange', torneo creado en 1988 y que disputaban todos los campeones de la Copa Libertadores de América. En las primeras tres ediciones Argentinos tuvo tareas destacadas, siendo la mejor la de 1989 donde llegó hasta semifinales. A partir de 1991 ya no se le dio la importancia que merecía y la consecuencia fue permanentes eliminaciones en primera fase hasta 1996 inclusive. Esta copa se dejó de jugar tras la edición de 1997.
Vaya si no era prioridad para Argentinos, que la edición de 1995 decidió cambiar de escenario para hacer las veces de local. En esos momentos el club no contaba con terreno propio de juego, pero nada hacía suponer que se iba a recibir a Atlético Nacional de Medellín en Estados Unidos. El partido se disputó en el Estadio Orange Bowl de Miami y las cosas comenzaron bien ya que a poco de iniciado el partido Argentinos se puso en ventaja con este gol de Víctor Hugo Ferreyra:


Si bien las imágenes no son las mejores, se puede apreciar claramente las líneas de fútbol americano, un terreno mucho más angosto que el del fútbol que solemos ver en canchas argentinas. En el complemento Atlético Nacional de Medellín se hizo dueño de las acciones y dio vuelta el marcador gracias a los tantos anotados por Aristizábal, Mosquera y Álvarez. Aquella tarde de sábado, el Argentinos dirigido por el Pato José Omar Pastoriza alineó a Damián Maltagliatti; Fernando Batista, Sebastián Pena, Rolando Schiavi y José Manuel Fernández; Juan José Cardinal, Leonel Gancedo (reemplazado a la media hora del segundo tiempo por Sergio López), Leonardo Asencio y Leonardo Mas; Víctor Hugo Ferreyra (promediando el complemento ingresó Cristian Zermattén) y Eduardo Bennett (faltando 10 minutos lo reemplazó Rubén Bernuncio).
Tras la derrota, Pastoriza se mantuvo un partido más en el cargo de DT para luego renunciar e irse a dirigir a la Selección de Venezuela. Se hizo cargo del plantel -en su tercer ciclo en el club- Roberto Marcos Saporiti, pero no pudo dar vuelta la historia, ni en el torneo local, donde a Argentinos las cosas le fueron bastante mal para terminar en la antesala del descenso, ni en el torneo internacional que disputaba, ya que la revancha en tierras colombianas finalizó 2-1 a favor de Atlético Nacional.

1 comentario: