1 dic. 2010

Dos italianos en Argentinos Juniors

Dos jugadores nacidos en Italia fueron parte del primer equipo de Argentinos Juniors

Domingo Garófalo y Luciano Frattura, los italianos de Argentinos

Por Javier ROIMISER

No es común que jugadores del viejo continente vengan a jugar en Argentina hoy en día. Sin embargo, en épocas de la post-guerra solía ser algo bastante habitual.
Varios jugadores han llegado a nuestro país y se han destacado ampliamente, sobre todo oriundos de España. En Argentinos Juniors, además del húngaro Sohn que hemos comentado anteriormente estuvieron, en épocas diferentes, dos jugadores nacidos en Italia.
El primero de ellos fue Domingo Garófalo. Según nos cuenta el historiador del Club Atlético Temperley, Marcelo Ventieri, Garófalo nació en Bari en 1926 y llegó al país en 1935 cuando tenía 9 años. Roberto Cherro lo convenció de hacerse profesional cuando con jóvenes 20 años y viviendo en el barrio de La Boca jugaba para los veteranos del club Xeneize. Así, apareció por Argentinos Juniors en 1948 y se quedó hasta 1951. Luego cruzó el Charco para jugar en Wanderers de Uruguay y en 1954 volvió al país, más precisamente a Temperley. En 1955 volvió a Europa para jugar en Portugal, donde se quedó algo más de 10 años, como futbolista primero -en Braga, Caldas, Oriental de Lisboa, Vila Real, Chaves, Porto y Belenenses- y como Director Técnico después. Volvió más tarde a nuestro país, donde se radicó hasta su fallecimiento ocurrido hace algunos años.
Luciano Frattura no es tan conocido como Garófalo, aunque sí tuvo la suerte de jugar en la máxima categoría del fútbol de nuestro país. Nacido en 1948 en Zugnoli, Avellino, de pequeño llegó a Argentina y se inició futbolísticamente jugando para Estudiantes de Buenos Aires, en 1967. Pasó por el desaparecido Arsenal de Llavallol y El Porvenir antes de llegar a Primera División con Atlanta en 1970. Fue a Córdoba durante 1971 para jugar primero en Talleres y luego en Belgrano, firmando con Argentinos Juniors en 1972. En el equipo de La Paternal tan sólo disputó cinco encuentros. En 1973 volvió al ascenso para jugar en Comunicaciones y finalmente se dio el gusto de jugar en su país de origen en el Chietti de Pescara entre 1974 y 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario