1 ago. 2011

Deportivo empate

El Argentinos el Clausura 93 peleó por no descender e igualó la mayoría de los partidos

Argentinos empató 13 partidos en el Clausura 93


Por Javier ROIMISER

Después de muchos años de permanecer entre los equipos más destacados del fútbol argentino, 1993 fue el año de mayor sufrimiento para Argentinos Juniors desde 1982. El haber obtenido cuatro títulos, dos locales y otros dos internacionales parecía un hermoso sueño al lado de la situación que se vivía al comenzar el Clausura de 1993.
Argentinos había finalizado el Apertua 92 con una magra cosecha de 13 puntos, con un partido sin finalizar -la última fecha, ante River- por incidentes en el entretiempo. El Director Técnico, Osvaldo Sosa, prefirió reforzar la defensa y apostar a las divisiones inferiores para intentar conseguir goles. Es así que llegaron Rubén Cousillas para reemplazar a Miguel Ángel Wirzt y relegar a Carlos Ernesto Silva en el arco, y Ariel Cuffaro Russo para ocupar un puesto en la zaga central junto a Cristian Traverso.
Se sufrió todo el campeonato. De los 19 partidos, Argentinos solo pudo ganar tres, perdió la misma cantidad y empató los 13 restantes. Además, igualó el pendiente ante River que perdía por la mínima al momento de la suspensión. Solamente convirtió 12 goles en ese Clausura, y recibió la misma cantidad. Se dio el gusto de ganar en terrenos muy difíciles, como la cancha de Gimnasia y Esgrima La Plata en el bosque, la Bombonera y el Monumental. Se vio muy poco fútbol, pero el equipo dejaba el alma en cada pelota, como si fuera la última.
El plantel, en su mayoría, estaba compuesto por valores de las divisiones inferiores. De los "extranjeros" de 1992 sólo jugaron con cierta continuidad Carlos Patricio Mac Allister, Diego Cerro y Lorenzo Sáez. De los 20 jugadores que participaron al menos de un minuto de juego, 13 eran formados en las juveniles del club (el Bocha Batista, Leo Fernández, Roberto Mogrovejo, Carlos Netto, el Pescadito Paz, el Pipa Gancedo, Cristian Traverso, el Negro Juan Gómez, Diego Germano, el Flaco Dollberg, el Tano Facciuto, Cristian Zermattén y Nicolás Lauría Calvo).
Las incorporaciones cumplieron con creces. Los que se quedaron acompañaron. Los gritos de desahogo recién llegaron en la última fecha, al ganarle a River con dos 'Nettazos'. Aunque la cosa debió estar resuelta desde mucho antes con una irregular situación de Talleres de Córdoba. Pero cuando una institución está herida de muerte, es muy difícil revertir la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario