15 dic. 2011

Cumplieron: Alfredo GRACIANI

Delantero de destacado paso por Boca Juniors, cumplió cuando le tocó actuar con nuestra camiseta

Graciani, la noche que anotó el empate ante Belgrano en Córdoba


Por Javier ROIMISER

En charlas de café, muchas veces se juega a recordar a qué rivales nos hubiera gustado tener en nuestro equipo. Entre los muchos que nos enfrentaron y tuvieron la capacidad de convertirnos goles, quien no pensó en los años '80 en Alfredo Oscar GRACIANI, gran goleador de Boca Juniors en tiempos en que el Xeneize no podía lograr campeonatos.
Se había iniciado en Atlanta, donde fue parte del equipo que logró el ascenso a Primera División en 1983. Jugó en la última temporada del Bohemio en Primera (1984) y allí pasó a Boca Juniors. Siete años en el club de la Ribera y el desgaste típico, hizo que recalara en el fútbol suizo jugando para el Lugano en 1991. Volvió al año y pasó por Racing Club. Sorprendió que una temporada más tarde vuelva a Boca, pero su estadía en el club en el que más partidos jugó como profesional fue sólo un año. Deportivo Español y Atlético Tucumán lo tuvieron en sus filas hasta 1996, año en el que fichó para Argentinos para disputar el primer Nacional "B" de la historia del club.
Disputó la mayor parte de los encuentros de la fase de clasificación. Al principio como titular, y luego como relevo de Fabián Castellón o Marcelo Trapasso. En la última fecha de esta etapa retornó al club de su paso por la selección de Honduras Eduardo 'Balín' Bennett, quien se destacó ampliamente en el equipo que finalmente conseguiría el ascenso en junio de 1997.
A pesar de no tener tanta continuidad en la fase Campeonato, tres de los cinco goles de Graciani fueron fundamentales. El primero de ellos lo consiguió en cancha de Ferro ante Belgrano de Córdoba. Argentinos iba perdiendo y quedaba poco para el final. En una aparición fantasmal, el Murciélago eludió al hasta el minuto 89 impasable Darío Sala y definió a la perfección para el 1-1 definitivo.
El segundo gol -quizás el más importante- fue también en Caballito ante San Martín de San Juan. Argentinos arrancó ganando, pero sorpresivamente San Martín igualó y así se fueron al descanso. El Bicho no lograba penetrar a la férrea defensa Sanjuanina, hasta que superado el cuarto de hora llegó un centro desde la derecha, Graciani se arqueó en el aire e hizo una especie de tijera para impulsar la pelota de diestra y colocarla en el ángulo izquierdo de Misetich. Finalmente Argentinos se llevaría el triunfo con un contundente 3 a 1.
El tercer gol, también determinante, fue en Córdoba. Otra vez, Belgrano el rival. Con Bennett suspendido por acumulación de amarillas, Graciani fue el encargado de reemplazarlo. Si bien los de Barrio Alberdi eran superiores y se adelantaron en el marcador, la cabeza del eterno goleador direccionó adecuadamente un centro e igualó las cosas. Un punto fundamental en la lucha por el campeonato.
Graciani estuvo como suplente en el recordado triunfo 1 a 0 sobre Gimnasia y Tiro de Salta, que posibilitó la vuelta a Primera. Tras dejar Argentinos, jugó unos meses en el Caracas de Venezuela y abandonó la práctica profesional del fútbol

No hay comentarios:

Publicar un comentario