2 ene. 2013

Cumplieron: Mauro LEVY

Marcador central formado en las divisiones menores del club que sufrió con el descenso, fue parte de la vuelta a Primera y luego no tuvo chances de afirmarse 

Mauro Levy, en la previa del partido que devolvió a Argentinos a Primera 


Por Javier ROIMISER

Quizás debería estar en la sección 'promesas' porque salió de nuestras divisiones inferiores, pero más que promesa fue una realidad. Tampoco iría en 'paso efímero', ya que sus 44 partidos en el club lo dejan afuera de ese rubro. Quizás en 'cumplieron', porque en el Nacional "B" fue parte importante del equipo que volvió a Primera en tan solo diez meses.
Lo cierto es que Mauro Hernán LEVY tuvo un paso por el fútbol demasiado fugaz para lo que prometía. Su bautismo de fuego fue en un muy mal momento de Argentinos. Bien entrado el Clausura '96, ingresó por Guillermo Primo a 15 minutos del final en la derrota 1-2 ante Gimnasia y Esgrima La Plata en cancha de Atlanta. En la jornada siguiente debutó Jorge Mario Olguín al frente del equipo y Levy fue siempre tenido en cuenta. Jugó siete de los ocho partidos que restaban para el final. La despedida de Argentinos de la Primera División.
Titular en la última Supercopa que el club disputó, también arrancó en el primer equipo la temprada del Nacional "B". Alguna lesión lo marginó por unos pocos partidos en la etapa de clasificación y tuvo que remarla para volver a jugar cuando se reinició la temporada en 1997, ya con Chiche Sosa como DT. Una lesión lo mantuvo alejado de las canchas por un mes. Volvió contra All Boys en Floresta, y un testazo suyo abrió el camino para un 3 a 0 categórico, con el que Argentinos se volvía a amigar con el triunfo luego de cuatro jornadas sin alegrías. Siguió en el equipo titular hasta el final, y dio la vuelta en cancha de Deportivo Español.
De nuevo en Primera, Chiche Sosa lo confirmó en el plantel, pero casi no tuvo chances de jugar. En el Apertura '97 fue relegado por Schiavi y Cocca. Sergio Luque se quedó con el lugar de primer relevo y luego éste fue perdiendo terreno con Gustavo Quinteros. Levy solamente pudo jugar seis minutos ante Unión en Santa Fe. En el Clausura '98 las cosas fueron aún peor. Ni siquiera fue convocado como suplente en partido alguno. Al finalizar la temporada el destino estaba escrito. Levy dejó Argentinos.
No había tiempo para lamentarse. No se podía vivir del recuerdo del ascenso. Rápidamente, se corrió unas cuadras y firmó para All Boys, en el Nacional "B", donde fue parte del plantel durante la temporada 98/99. A mediados de 1999 finalizó su vínculo y grande fue la sorpresa cuando nos enteramos que abandonaba la práctica profesional del fútbol, a pocos meses de cumplir 23 años. Una verdadera lástima, para alguien que estaba en condiciones de seguir defendiendo los colores de cualquier equipo. Un buen marcador central, con poco reconocimiento.

3 comentarios:

  1. Un grande Levy, hincha fanático de Argentinos, luego quedo dolido, por no ser tenido en cuenta en el primer equipo. Ojalá se lo pueda invitar a alguna fiesta en el club, en el que se homenajee a ese plantel del 96/97. Ya que es una gran persona Levy.

    ResponderEliminar
  2. Tengo una enorme deilidad por aquel equipo que nos devolvió a Primera,(será porque era casi fantastico ver a Argentinos por primera vez en ese submundo que es el Ascenso, será porque yo tenia entonces 19 años y fue el unico equipo que segui de punta a punta de campeonato, sintiendo un fervor que no volvi a sentir ni con el campeonato del bichi) y mas aun por los pibes del club que fueron parte de la historia.. Para Mauro (recuerdo habermelo cruzado junto a raul sanzotti y cambiar unas palabras debajo de la platea alta de velez en el ultimo partido del ´97, contra el river campeon) gracias eternas por haber defendido los colores como lo hubiesemos hecho nosotros, los hinchas

    ResponderEliminar
  3. Fue compañero mio de la primaria en la Escuela Provincia de Mendoza de J.A. Garcia y Donato Alvarez. Ya en esa epoca (1987/1989), la escuela le permitia irse de gira con Argentinos. Una vez vino muy contento, luego de mas de un mes, a contarnos como le habia ido en un torneo de juveniles de Italia.
    Era medio timidon en la escuela, y tenia un grupo aparte que, con el correr de los años, se que mantuvo. Lo vi alguna vez caminando por el barrio y nos saludamos. Y, en la tele, en reportaje con Futbol de Primera. Luego le perdi el rastro.

    ResponderEliminar