27 ene. 2013

Grandes goleadores: Carlos MORETE

Uno de los más grandes goleadores, campeón con River, Boca e Independiente, también logró el Título con Argentinos Juniors 

Carlos Morete, quien tuvo en 1984 un primer semestre destacado


Por Javier ROIMISER

Siempre pasa que, cuando al equipo por el cual uno simpatiza lo enfrenta un gran goleador, le gustaría que esté de nuestro lado para que no nos convierta y para que los haga en el arco de enfrente.
Carlos Manuel MORETE es un claro ejemplo de este caso. Goleador de pura cepa, debutó en 1970 en River Plate, equipo al que se le venía negando el campeonato desde 1957. Si bien fue muchas veces cuestionado, Morete pagó con goles y cambió los insultos por aplausos. Dejó River consumado el campeonato Metropolitano de 1975.
En España, su destino, tuvo un ciclo de cinco años en Las Palmas y uno más en Sevilla. Si bien los equipos en los que estuvo casi no pelearon campeonatos, su desempeño fue por demás satisfactorio.
En 1981 volvió a nuestro país. Sorprendió que firmase para Boca Juniors, pero el Xeneize se interesó en sus servicios y si bien no convirtió muchos goles, colaboró para ser campeón de Primera División.
Un año más tarde, Ángel Labruna lo recuperó en sus filas cuando entrenaba a Talleres de Córdoba. Allí Morete pareció recordar plenamente sus tiempos de gran goleador, ya que marcó 20 goles en igual cantidad de partidos.
Su buen paso por la provincia mediterránea hizo que Independiente vaya en su búsqueda. Allí jugó en 1983 y anotó 26 goles en 59 partidos. La consecuencia fue llegar a semifinales del Torneo Nacional y ser campeón de Primera División. Morete lograba coronarse con tres de los equipos denominados grandes.
Ya con 32 años a cuestas, Argentinos Juniors lo adquirió para la temporada de 1984. Durante la primera parte del año se disputó el Nacional y no convirtió goles. Además, una lesión lo dejó afuera del resto del torneo. Recién volvería a jugar para la 9ª fecha del torneo de Primera División ante su ex-club, Independiente. Curioso es que se fue expulsado promediando el complemento. En el partido siguiente -no fue suspendido- convirtió su primer gol, ante Estudiantes de La Plata. En los siguientes partidos mostró su mejor faceta en el club, al convertir ante Boca Juniors, Platense y Talleres en Córdoba. Argentinos ya era candidato a pelear por el Título.
En la segunda rueda convirtió su quinto y último gol en el club, a Huracán. Ya no era físicamente su mejor momento, pero colaboraba. Con el correr de las fechas, perdió la titularidad. Era suplente y algunas veces ingresaba. Castro, Pasculli y Ereros estaban en su mejor momento. El triunfo ante Temperley lo vivió desde el banco y pudo dar así su cuarta vuelta olímpica.
Todavía le quedaba más. En 1985 jugó muy poco. En el Nacional ingresó en los dos partidos de las finales de ganadores ante Vélez, serie que ganó Argentinos y que le permitió clasificarse para la gran final. Presente como relevo en la consagración en la cancha de River frente a Vélez, obteniendo así su quinto campeonato.
Ya había jugado algunos partidos del torneo 85/86. También lo había hecho en dos encuentros de la Copa Libertadores. Fundamental en el triunfo frente a Ferro, al obligar a Cúper a un mal rechazo y marcar en contra de su propia valla. Una declaración fuerte contra los árbitros y una sanción y suspensión de oficio, quizás injusta. Su físico ya no era el de antes. Decidió decirle adiós a las canchas, no sin antes festejar la obtención de la Copa Libertadores en Paraguay.
Carlos Manuel Morete. Profesión: goleador. Consecuencia: campeón seis veces, tres en Argentinos. Pudimos darnos el lujo de disfrutarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario