21 nov. 2013

Diez goles en el primer tiempo

En la Copa Suecia de 1958, Argentinos Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata regalaron un partido lleno de goles, pero solamente en el primer tiempo

Ricardo Trigili marcó 3 de los 6 goles de Argentinos Juniors


Por Javier ROIMISER

Cuando por la disputa del Mundial de Suecia de 1958 se decidió parar el campeonato de Primera División, la Asociación del Fútbol decidió crear un torneo con sistema de Copa dividiendo a los equipos en dos grupos de ocho equipos y así, quienes obtuviesen el primer lugar de cada uno, disputaría una final para ganar el Título.
La Copa Suecia, cuyo trofeo fue donado por el Embajador Sueco en Argentina, Carl Borgenstierna, fue muy larga, ya que comenzó a jugarse en los primeros meses de 1958. Sus encuentros de fase de grupos recién terminaron a fines de ese año. Para abril de 1959 se jugó el desempate de uno de los grupos y la final tardó más de un año en disputarse. Fue recién el 29 de abril de 1960 y Atlanta le ganó a Racing Club por 3 a 1, consiguiendo así el único Título oficial de Primera División de su historia.
Dentro de los partidos de esa Copa está el curioso encuentro que disputaron el 27 de agosto de 1958 en el estadio de Boyacá y Juan Agustín García los primeros equipos de Argentinos Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata. Ambos equipos presentaron mayoría de jugadores que habitualmente se desempeñaban como titulares. Lo destacado es la gran cantidad de goles que se marcaron -el partido finalizó 6 a 4 en favor de Argentinos Juniors- y que todos ellos fueron anotados durante el primer tiempo.
Gimnasia se adelantó por dos goles en el marcador gracias a dos tantos de Ángel Berni (7' y 11'). Héctor Tedeschi (15') y Ricardo Trigili (19') igualaron las acciones, pero Francisco Bayo (21') volvió a desnivelar para los visitantes. Poco después Trigili (29') volvió a conseguir el empate pero un par de minutos más tarde Berni (31') volvió a anotar y puso a Gimnasia por tercera vez adelante en el marcador. En algo más de 10 minutos, Pedro Eugenio Callá dos veces (33' y 40') y un nuevo tanto de Trigili (44') dieron vuelta el resultado y Argentinos se fue a los vestuarios ganador por 6 a 4 en ese primer tiempo.
El complemento fue totalmente opuesto. Ningún equipo pudo doblegar al rival y quedaron en tibios intentos, sin poder marcar en la valla contraria, finalizando el juego con el 6 a 4 con el que ambos equipos se habían ido al descanso.
Ni el más optimista de los simpatizantes pensó en semejante resultado. Mucho menos que todos los goles se iban a marcar en el primer tiempo. En estos días, y a través de miapuesta.es ya no es tan raro que alguien piense que se pueden marcar diez goles en un solo período de juego. Esa y otras opciones son motivo de optimismo para miles de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario