14 dic. 2013

Paso efímero: Carlos Amodeo

Volante de interesantes antecedentes que llegó para sumar en un equipo que no tuvo una buena temporada

Carlos Amodeo en Huracán, tras su buen paso por el fútbol boliviano


Por Javier ROIMISER

En 1987 empezó una nueva Era en Argentinos Juniors. Tras la eliminación de la Copa Libertadores y la obtención de la Copa Interamericana el año anterior, se debía volver a pensar en mejorar la magra campaña que se estaba haciendo en el torneo local. En un plantel cargado de estrellas y figuras que lo habían ganado todo, asomaban juveniles con grandes antecedentes en inferiores y que se destacarían ampliamente en años posteriores.
Tras la salida de Miguel Ángel Lemme a fines de 1986 Argentinos contrató los servicios de Carlos Gabriel AMODEO, volante central o por derecha que se había iniciado en Vélez Sarsfield y venía de tener un destacado paso en Deportivo Morón.
Roberto Marcos Saporiti seguía como Técnico y en los dos primeros partidos no lo tuvo en cuenta. Tras dos derrotas, ambas por goleada -2-4 ante Independiente en Avellaneda y 0-4 frente a Instituto en Ferro-, Saporiti dejó su cargo y asumió en su reemplazo Armando Mareque, que por aquellos años manejaba las divisiones inferiores y la Reserva. Sorprendió que el Técnico pusiera a Amodeo directamente como titular en su primer partido al mando del equipo superior, relegando al banco de suplentes a Mario Hernán Videla. El "Panza" reemplazó a Amodeo promediando el complemento del encuentro que Newell's, en Rosario, le ganó a Argentinos 1 a 0 con un tempranero gol de Jorge Theiler de penal.
Amodeo fue suplente -sin ingresar- en los siguientes dos partidos, empates en un tanto ante Estudiantes y Racing de Córdoba y no fue tenido en cuenta en los siguientes cinco juegos, donde Argentinos tuvo su mejor racha dentro de una magra campaña. Fue citado para jugar ante Talleres en el Chateau Carreras, donde comenzó como suplente, reemplazó al lesionado Emilio Commisso promediando el primer tiempo y salió para dejar su lugar a Sergio Pérez a quince minutos del final. Argentinos igualó 1 a 1 sobre la hora, gracias a un gol de Jorge Mario Olguín. Ya no volvería a ser tenido en cuenta y dejó la institución a mediados de 1987.
En el segundo semestre de ese año tuvo su única experiencia en el extranjero. Jugó para Oriente Petrolero de Bolivia, donde tuvo muy buenos desempeños. Volvió al país en 1989 para intentar ayudar a Huracán a volver a Primera tras cuatro años en el ascenso. Lo logró y se quedó dos temporadas más en el equipo de Parque de los Patricios. Luego pasó por Lanús, Platense, Deportivo Español y Unión de Santa Fe, este último en el Nacional "B", para finalizar su carrera jugando el Torneo Argentino "A" para Grupo Universitario de Tandil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario