21 dic. 2013

Sin jugar: Alejandro POSTERARO

Uno de los buenos valores que asomaban de las divisiones inferiores y por factores extrafutbolísticos perdió terreno para llegar a Primera División

Alejandro Posteraro, capitán de su categoría en divisiones inferiores


Por Javier ROIMISER
Foto: Archivo personal de Alejandro POSTERARO

Pasa muy a menudo que jugadores con mucha proyección en divisiones juveniles tengan que sufrir problemas ajenos al fútbol y no lograr el objetivo de llegar a Primera División.
Es el caso de Alejandro Daniel POSTERARO. Nacido en la Ciudad de Buenos Aires, tuvo destacados desempeños en la categoría '67 que motivó a sus diversos entrenadores -el más importante, José Néstor Pekerman- a contar con él en una categoría superior.
Con 18 años recién cumplidos y con Argentinos Juniors batallando en tres frentes al mismo tiempo, fue tenido en cuenta por el Director Técnico del primer equipo, José Yudica, para ser parte del equipo muletto que arrancaba con todo la temporada de Primera División 85/86. Es que el equipo titular dividía sus fuerzas entre la Primera Fase de la Copa Libertadores y las finales del Torneo Nacional. Los resultados son muy conocidos. Se ganaron tanto el Nacional como la Libertadores y se hizo un muy buen papel en el torneo local, donde Argentinos estuvo liderando hasta casi la mitad de la temporada.
Posteraro fue al banco de los suplentes de Primera en dos ocasiones. Una fue en el 2-1 obtenido sobre Independiente en Avellaneda. Argentinos arrancó perdiendo por un gol de José Percudani y lo dio vuelta gracias a dos tantos del panameño Armando Dely Valdés. Para destacar, en ese encuentro atajó Jorge Ferrero, el tercer arquero, por lesión de Vidallé y Mendoza afectado al equipo de la Copa Libertadores. Apareció allí por única vez como arquero de relevo Pablo Marcelo Peralta. Lo mismo para los demás suplentes. Era su debut entre los dieciséis que salían a la cancha. Roberto Amado Fernández, Osvaldo Gregorio Rodríguez y Domingo Antonio Irala Sarabia, además de Posteraro. Como era de esperarse, los mismos once que arrancaron el partido lo terminaron. El segundo y último encuentro de Posteraro como suplente fue también de visitante y con idéntico marcador al primero. Perdía Argentinos por gol de Carrizo, de Chacarita, y lo ganó con tantos de Dely Valdés y Horacio Alberto Peralta. El banco de suplentes fue el mismo de la otra ocasión, con la diferencia que en lugar de Irala Sarabia se presentaba Armando Daniel Martínez.
Después del gran 1985 que tuvo Argentinos se esperaba un 1986 pleno para los pibes que asomaban desde las divisiones inferiores más grandes. Pero para Alejandro Posteraro las cosas no fueron del todo bien. Fue convocado para realizar el por entonces Servicio Militar Obligatorio, que lo mantuvieron catorce meses en la localidad bonaerense de Puerto Belgrano, muy cerca de Punta Alta y a pocos kilómetros de Bahía Blanca. A su vuelta, Argentinos no era el mismo club que había dejado. Se le hizo muy difícil volver a ganarse un lugar en la consideración de los entrenadores y quedó en libertad de acción.
Decidió probar suerte en el Viejo Continente. Jugó durante varios años en divisiones de ascenso del Calcio italiano, pero sus propias palabras fueron "el fútbol para mí se terminó cuando dejé Argentinos Juniors". Hizo de Italia su lugar en el mundo, aunque no reniega de su pasión y la de su familia por Los Bichos Colorados de La Paternal.
Nos queda la gran duda de qué pudo haberle dado Posteraro a Argentinos como jugador. Nos queda la certeza que, al menos como simpatizante, lo sigue alentando a la distancia.

2 comentarios: