2 ene. 2014

Te acordás de: Diego BUSTOS

Media punta o delantero zurdo de buen pie que llegó a Argentinos en un difícil momento futbolístico e institucional, siendo uno de los valores que ayudó a dejar al equipo en Primera División

Diego Bustos titular en un partido ante Almagro, promediando el Clausura 2001


Por Javier ROIMISER

Las dos primeras temporadas tras el ascenso de 1997 habían puesto a Argentinos en una situación de tranquilidad. Pero la siguiente fue muy magra en cuanto a cosecha de puntos y se comenzó a tambalear. De cara al Apertura 2000, el plantel se reforzó con una decena de jugadores, la mayoría con mucho rodaje en el exterior. De ellos, el que venía con mejores antecedentes era Diego Daniel BUSTOS, santafesino de Casilda y que se iniciara futbolísticamente en Platense.
Debutó en el Calamar en Primera en 1993 con 19 años recién cumplidos. Una buena temporada lo llevó al Veracruz de México, donde jugó entre 1994 y 1995. Volvió al país para jugar tres años en Ferro Carril Oeste, con muy buenos desempeños. En el Clausura 98 el equipo de Caballito goleó 4-1 a Boca y Bustos fue la gran figura, anotando tres goles. A mediados de 1998 fue trasnferido al Nantes de Francia, donde jugó dos temporadas.
Argentinos Juniors lo repatrió en el año 2000 para ayudar a recuperar al equipo y sacarlo de los puestos de abajo. Debutó en la 2ª fecha del Apertura de ese año y en los trece partidos que jugó en el semestre anotó dos goles. Para el Clausura 2001, ya sin Carlos Javier Mac Allister como Técnico -lo había reemplazado Sergio Batista a cuatro fechas del final del torneo anterior-, Bustos se convirtió en pieza clave para llevar a Argentinos a estar entre los cuatro primeros del torneo. Sin embargo, tan buen trabajo no le alcanzó al equipo de La Paternal para evitar jugar la Promoción que le ganó al Instituto de Córdoba de Gerardo "Tata" Martino con dos empates que lo mantuvieron en Primera. Bustos jugó todos los partidos del torneo, salvo el último ante Chacarita, donde el Director Técnico preservó a los titulares para jugar los partidos definitorios para salvar la categoría. También dijo presente en ambos encuentros de la Promoción, que fueron su despedida del equipo. Totalizó en el club 33 partidos y anotó 8 goles.
En la temporada siguiente fichó para Lanús y un año más tarde jugó para Talleres de Córdoba. En 2003 pasó al recientemente ascendido Quilmes pero solo jugó un semestre. En 2004 volvió al exterior. Firmó para Emelec de Ecuador, dejando la práctica profesional del fútbol a fines de ese año y con tan solo 30 años de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario