9 jun. 2014

Homenaje: José "Nené" CARBONE

El gran wing derecho de Argentinos en los años '50 falleció el sábado pasado

Carbone junto a Martín Pando, tapa de El Gráfico para Argentinos en febrero de 1959


Por Javier ROIMISER

Estos son los homenajes que nos duelen. Para quienes conocimos personalmente a "Nené" es como si se hubiera ido una parte de nuestra vida, de nuestra historia. Para los que no lo vimos jugar -como es mi caso- sabemos lo que significó para Argentinos Juniors y se nos pianta una lágrima.
José Ángel "Nené" CARBONE había nacido en la ciudad de Buenos Aires el 15 de septiembre de 1930. Comenzó jugando en Ferro Carril Oeste, gracias a la famosa huelga de 1948, jugando 7 partidos y marcando 4 goles. Sin embargo, luego en la Primera División del club de Caballito, le costó afirmarse y completó tan solo 26 partidos y 5 goles entre 1949 y 1952. Tras no lograr ponerse de acuerdo con los directivos del club para 1953 decidió quedarse un año sin jugar y obtener así la libertad de acción.
En 1954 cambió de barrio y encontró su lugar en el mundo. Fichó para Argentinos Juniors y debutó el 3 de abril de ese año ante Colón de Santa Fe, en la última derrota de los Bichos Colorados como locales en su estadía en la vieja Primera "B", ya que no volvería a caer allí hasta 1956, ya en Primera División. Su primer gol lo consiguió siete días más tarde ante el otro equipo santafesino, Unión, al que se venció en La Paternal por 4 a 2. Y no paró de gambetear, asistir a compañeros y marcar goles.
Subcampeón en 1954, Campeón de Primera "B" en 1955 siendo el autor de ese gol que todos quieren hacer, el que abrió el score ante Quilmes en Boyacá y posibilitó que el Bicho vuelva a Primera tras 18 años en el ascenso.
Ya en Primera siguió en el club. Y tan solo tres temporadas le alcanzaron para trascender. En 1958 se convirtió en el tercer jugador del club -el segundo del Profesionalismo- después de Trigili en hacerle goles en partidos oficiales a los Cinco Grandes. Totalizó, entre Ascenso y Primera, 136 partidos y 48 goles. Una cifra de tantos convertidos solo superada por 16 jugadores en el club.
Su capacidad futbolística y goleadora lo llevaron a Independiente. 26 partidos y 6 goles en el Rojo en 1959 y el pase a River Plate para 1960, donde solo jugó 3 encuentros. 1961 lo encontró en Huracán -7 partidos, un gol-, en 1962 fue parte de Rosario Central -22 partidos, un gol. Sus últimos dos años de fútbol los jugó en Platense, en Primera "B", entre 1963 y 1964. En el Calamar totalizó 25 partidos y anotó un gol.
Después se volvió al barrio -en realidad, nunca se fue- y siguió ligado al club y al comercio como actividad fuera del fútbol. Y a eso se dedicó los últimos 50 años de su vida. Al comercio como forma de vida y al club. A estar cerca estar cerca de los colores que tanto afecto le brindaron.
Se fue Nené. Se sumó a unos cuantos compadres en el cielo de los grandes que vistieron la camiseta del Bicho. Gambeteá o pegale vos, Nené. Bien pegado a la línea de cal o encará hacia el arco. Siempre habrá motivos para recordarte. Gracias por todo. Nos vemos en la cancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario