26 oct. 2014

La vuelta efímera de VIDALLÉ

Entre 1987 y 1988, Enrique Vidallé decidió volver a Argentinos tras haberse retirado meses antes

Vidallé, con el número 17, fue parte de la lista de buena fe para la Supercopa de 1988


Por Javier ROIMISER

Enrique Bernardo VIDALLÉ fue uno de los arqueros más destacados de la historia de Argentinos Juniors, de eso no hay ninguna duda. Pero el final de su carrera deportiva tiene algunas aristas interesantes para recordar.
Se había retirado en el inicio del verano de 1986. Aquel 21 de diciembre, tras salir campeón por cuarta vez con Argentinos de la Copa Interamericana en Trinidad & Tobago, decidió ponerle fin a su carrera profesional a los 34 años de edad. Su último partido había sido contra River Plate, en una derrota 1-2 en la que el equipo no le encontraba la vuelta para doblegar a sus rivales.
Vidallé se dedicó a un rubro por fuera de lo deportivo. Sin embargo a los pocos meses, ya avanzado 1987, decidió volver. Le había costado mucho dejar atrás su gran pasado de jugador de fútbol y necesitaba sentir nuevamente la adrenalina de ser el mejor bajo los tres palos.
Pero su vuelta no fue como la esperaba. Argentinos tenía como arqueros a César Mendoza, eterno suplente de Vidallé, y había contratado durante los primeros meses de 1987 a Carlos Goyén, quien finalmente se quedó con el puesto de titular.
Vidallé no volvió a jugar profesionalmente. Ni siquiera fue convocado como arquero suplente en algún partido. Solamente se dio el gusto de jugar un partido en la Reserva de la temporada 87/88 que ganó el campeonato. Y hasta tuvo su homenaje, de alguna manera, siendo el tercer arquero del listado de la primera Supercopa de la historia en 1988, con el dorsal N° 17, imagen que ilustra esta nota.
Fue uno de los mejores arqueros que se puso el buzo de Argentinos. Quizás se retiró antes de lo que debió. Cuando quiso volver los tiempos eran otros. Y ya no fue lo mismo.

1 comentario:

  1. Me acuerdo de ese partido de reserva!!!!! Se sabía que ese día atajaba Quique y fuimos especialmente con mi querido viejito a verlo. Se jugó en la cancha de Ferro en la previa contra Vélez y lamentablemente perdimos 1-2... cierro los ojos y sufro viendo la pelota entrar en el arco de Martín de Gainza superando la estirada de Quique hacia su derecha... Gracias Javier por el recuerdo!!! Mariano

    ResponderEliminar