17 nov. 2014

Los Sub-17

Recordamos a todos los jugadores de Argentinos Juniors que debutaron en Primera antes de cumplir los 17 años.

Juan Carlos Vichera fue el jugador más joven hasta el debut de Diego Maradona


Por Javier ROIMISER

Son muy pocos los jugadores que llegaron a Primera a muy temprana edad. Tan sólo seis debutaron en el primer equipo antes de cumplir los 17 años.
El que lo hizo primero fue Juan Carlos VICHERA. Debutó a los 16 años, 1 mes y 19 días en 1928. Era half izquierdo y jugó siempre en Argentinos Juniors -salvo unos meses de 1934 en los que el club estuvo fusionado con Atlanta- y se retiró a muy temprana edad, en 1935.
Recién en 1976 llegó el segundo. Es ni más ni menos que Diego Armando MARADONA, que llegó a Primera a los 15 años, 11 meses y 20 días. Se mantuvo en Argentinos hasta 1980 y es el máximo goleador del club en la máxima categoría del fútbol.
En 1982 le tocó el turno a Julián Esteban INFANTINO. Volante de gran juego que debutó en Primera a los 16 años, 8 meses y 13 días. Con altibajos, estuvo en Argentinos hasta 1988, año en el que fue cedido a Instituto de Córdoba en parte de pago por el pase de Oscar Dertycia.
En 1985 debutó un muy joven Fernando Carlos REDONDO. Lo hizo a los 16 años, 3 meses y 23 días ocupando el lugar del gran Sergio Batista. Si bien no pudo asentarse hasta 1987, se hizo dueño del círculo central hasta 1990, año en el que se fue del club en circunstancias nunca aclaradas del todo.
El quinto sub-17 fue Andrés Miguel GRANDE. En épocas de vacas flacas, este volante derecho debutó en Primera en 1993 a los 16 años, 7 meses y 28 días. Pocos partidos en el equipo profesional, nunca pudo afirmarse del todo y se fue en 1996 para jugar en España y luego arrancar un periplo internacional que incluyó Francia, Ecuador e Italia, país en el que jugó más tiempo y donde terminó retirándose. Volvió a nuestro país durante dos años para jugar en Ferro a mitad de su carrera.
El último hasta ahora es Lucas Matías CANO, delantero al que Néstor Gorosito puso en Primera en el amanecer de 2012. Tenía al jugar su primer partido 16 años, 9 meses y 3 días. Le costó mucho la adaptación a la máxima categoría y pasó algunos momentos en los que no fue tenido en cuenta. Hoy, con la vuelta del entrenador que lo subió, recuperó sus chances y parece volver a ser el pibe que sorprendió cuando debutó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario