23 mar. 2015

Sin jugar: ANDRÉ CATIMBA

En 1980 llegó a Argentinos un delantero brasileño de buenos antecedentes pero que no llegó a disputar partidos oficiales en el club


André en sus tiempos de Guaraní, unos años antes de llegar a Argentinos Juniors


Por Javier ROIMISER

Las experiencias de jugadores brasileños en Argentinos Juniors fueron dispares. Cerca en el tiempo está el recuerdo de Eder Pacheco Ferreira que aún sigue en actividad en el ascenso mexicano. Mucho más atrás, en los años '60, Evaldo Da Silva tuvo un paso efímero mientras que Airton Diogo fue quien más se destacó jugando 11 partidos y anotando 8 goles. Un par de años más tarde pasó Deraldo Dos Santos (Conceiçao), quien jugó un par de partidos.
Pero del jugador que vamos a hablar no podemos contar su historia oficial en el club, ya que no alcanzó a disputar partidos de torneos sino solamente amistosos. El delantero en cuestión, Carlos André Avelino de Lima, más conocido como ANDRÉ CATIMBA, llegó a Argentinos Juniors con muy buenos antecedentes en el verano de 1980. André nació el 30 de octubre -el mismo día que Maradona- de 1946 en Salvador, Bahía. Hizo sus primeras armas como futbolista en el Ypiranga de su Bahía natal. Pasó luego por el Galícia y por el Vitória, donde se destacó por marcar más de 80 goles en un lapso de 4 años. Pasó así por el Guaraní de Campinas y en 1977 tuvo su momento máximo de gloria en su país al ser contratado por el Grêmio de Porto Alegre, donde también tuvo un rendimiento muy destacado. En 1979 pasó por el Bahía y en enero de 1980 llegó a Argentinos Juniors.
André jugó con muy buenos desempeños en amistosos disputados en Bolivia, donde Argentinos superó 3 a 1 al Bolívar -anotó un gol- y 1 a 0 a Oriente Petrolero -hizo el gol del triunfo-. También estuvo en el amistoso jugado en Guayaquil, Ecuador ante Barcelona, pero en esta ocasión la suerte le fue esquiva y lo expulsaron. Jugó algunos encuentros más, anotando goles en el partido ante la Liga de Río Gallegos. Pero las lesiones lo tuvieron a maltraer y luego no fue tenido en cuenta para integrar el equipo de Primera División, aunque aparece dentro de la lista de buena fe.
Con el correr del tiempo y al no tener oportunidades, rescindió su contrato antes del comienzo del Nacional y volvió a Brasil, aunque ya no tendría participación en equipos de elite. Jugó en 1981 en Pinheiros y en Náutico, en 1982 en Comercial, volvió para 1983 a Ypiranga y a mediados de 1984 firmó para Fast Clube, donde se retiró en 1985.
Nos quedamos con las ganas de ver si realmente podría haberse destacado en el fútbol argentino tal como lo venía haciendo en Brasil hasta su llegada a Argentinos Juniors.

No hay comentarios:

Publicar un comentario