20 jul. 2015

Técnicos centenarios: Néstor GOROSITO

El actual entrenador de Argentinos Juniors llegó a los 100 partidos dirigiendo al primer equipo

Gorosito cumple su tercer ciclo al mando de Argentinos Juniors


Por Javier ROIMISER
Especial para AGENCIA TELAM

En épocas en que los directores técnicos son cuestionados semana a semana si los resultados no se dan –aunque en realidad esto ocurre desde la aparición de los entrenadores–, Néstor Raúl GOROSITO se da el gusto de llegar hoy a los 100 partidos al mando de Argentinos Juniors. En su tercer ciclo en el club, Gorosito cumple ante Unión de Santa Fe 26 partidos desde su vuelta en octubre de 2014, cuando colaboró para lograr el ascenso de Argentinos desde el Nacional B. Su primer ciclo fue entre 2007 y 2008, periodo en el que totalizó 59 partidos, y el segundo, de solo 15 partidos entre 2011 y 2012, quedó trunco por un accidente automovilístico del entrenador que lo alejó por un tiempo de la dirección técnica.
Cotejando datos de la historia de Argentinos, son muy pocos los entrenadores que han logrado llegar a 100 o más partidos. El último en lograrlo fue Osvaldo “Chiche” Sosa en 1993. Si bien había tenido dos ciclos como interino en 1970 y 1971, sumó varios partidos en 1974, 1981-1982 y recién en su quinto período llegó a la centena de encuentros. Es, además, el hombre record tanto en cantidad de partidos oficiales (297) como en tiempo cronológico consecutivo. En su sexto ciclo, que comenzó en diciembre de 1996 y finalizó en abril de 2000, completó 129 partidos consecutivos.
Además de Sosa y Gorosito, solamente otros siete entrenadores en la historia del Bicho llegaron o superaron los 100 partidos. Ramón Mutis, muy identificado como jugador con Boca Juniors, fue el primero, en 1941. Dentro de este exitoso ciclo había conseguido el ascenso en 1940, que le fue negado al club por cuestiones reglamentarias. Sin embargo, en la Memoria & Balance del club queda demostrado que hubo peleas dirigenciales (con dirigentes de otras instituciones?) y le bajaron el pulgar a la institución para estar en Primera.
Luis Vasini se formó como jugador en Argentinos y tuvo un exitoso ciclo en River Plate. Volvió al club en el final de su carrera, ya en el Ascenso, y tras retirarse se hizo cargo de la dirección técnica. En su único ciclo, entre 1944 y 1948, sumó 157 partidos y llegó a la centena en 1946. Carlos Calocero lo logró en 1954, en su segunda estadía en el club.
 En la máxima categoría, el primero en llegar a 100 partidos fue el “Colorado” Manuel Giúdice. Tomó las riendas a poco de iniciado el torneo de 1956 y se mantuvo hasta 1959, año en el que llegó a los 100 encuentros. Don Victorio Spinetto se hizo centenario justo un partido antes de finalizar su segundo ciclo, en 1973. Había llegado un año antes y anteriormente había comandado los destinos del plantel entre 1962 y 1963. Además cumplió un tercer ciclo en 1978 dirigiendo a un excepcional Diego Maradona.  El “Tano” Ricardo Trigili siempre estuvo a la orden del día para dar una mano cuando Argentinos lo necesitó. Completó cuatro ciclos: 1967-68, 1970 –como interino–, 1975-76 y 1982. Recién en este último superó los 100 partidos.
Quedó para el final Roberto Marcos Saporiti. Y es para destacarlo aparte, porque sus tres ciclos en el club fueron completamente diferentes. El primero se inició tras la muerte de Ángel Amadeo Labruna en 1983 y terminó a fines de 1984. Se fue con Argentinos flamante campeón de Primera División por primera vez en su historia. El segundo período fue en el amanecer de 1986 con un equipo acostumbrado a ganar –en 1985 fue campeón del Nacional, la Copa Libertadores, y quedó el recuerdo de una gran final Intercontinental con Juventus en Japón– y terminó el torneo en el cuarto lugar. En la nueva temporada las cosas no fueron de lo mejor. A pesar de haber peleado con River Plate hasta el final un lugar en la final por la Libertadores de 1986, y de haber logrado el cuarto título de la historia del club –Copa Interamericana a partido único en Trinidad & Tobago–, los malos rendimientos lo llevaron a dimitir en febrero de 1987, el mismo día que cumplía 100 partidos. Su tercer y último ciclo fue entre 1995 y 1996, con el club sumergido en una tremenda crisis futbolística y económica que lo llevó al descenso a mediados de 1996. Los pergaminos, en este caso, no sirvieron absolutamente para nada y dejó su cargo tras 18 partidos. Como para que quede claro lo difícil que es ser técnico con 100 ó más partidos en un mismo club.

No hay comentarios:

Publicar un comentario