5 jun. 2016

Homenaje: Héctor PEDERZOLI

El Flaco, símbolo de la década del 50 en Argentinos Juniors, nos dejó en el día de hoy

Pederzoli entrando a la cancha para defender los colores de su Argentinos Juniors


Por Javier ROIMISER

Sabíamos que no andaba bien de salud pero siempre esperábamos que se recuperase y volviese a la cancha. Pero no pudo. El Flaco la peleó hasta el final.
Héctor César PEDERZOLI había nacido en la Ciudad de Buenos Aires el 15 de enero de 1933. Porteño de alma -y de La Paternal- jugó en las inferiores del club de su barrio y llegó a Primera con 20 años cumplidos, el 1° de agosto de 1953 ante Atlanta en Boyacá y Juan Agustín García. Jugó en ese año sus primeros 4 partidos con la casaca del equipo del cual era hincha fanático reemplazando a Nappe, quien se había lesionado un par de fechas atrás.
En 1954 Argentinos fue protagonista. Quería volver a Primera después de muchos años de frustraciones pero se encontró con Estudiantes de La Plata y debió esperar un año más. En esta temporada ocurrió un hecho fundamental en la vida de Argentinos. Orlando Nappe, half central titular indiscutido, habló con el Director Técnico Carlos Calocero y le pidió que ponga a Pederzoli.
El Flaco jugaba en la misma posición que Nappe, pero éste aceptó jugar como half izquierdo para conformar la línea media junto a Oscar Di Stéfano y ser inamovibles hasta 1959 inclusive. En ese 1954 Pederzoli le ganó el puesto a Reznik y solo faltó a unos pocos partidos que jugó Raúl Rodríguez. Tras el cambio de posiciones, el Flaco no faltó más.
1955 fue el gran año. Argentinos arrancó derecho y no soltó nunca la punta del campeonato. Di Stéfano, Pederzoli y Nappe (foto) jugaron los 34 partidos del torneo. Ese año nació el Tifón de Boyacá gracias al Diario El Líder tras golear a Argentino de Quilmes. Y Argentinos volvió a Primera tras vencer a Quilmes en La Paternal. 18 años después el Bicho gritaba campeón y se codeaba con los Grandes.
1956 fue un año de pelearla, pero finalmente Argentinos se quedó en Primera. Un año más tarde fue momento de las proezas. Argentinos vencería por primera vez en la Era Profesional a Boca y a River. Al Xeneize fue 1 a 0 en la Bombonera con gol de Tito Tedeschi. Al Millonario, campeón ese año, fue 4-1 en San Lorenzo con momentos de baile. En ambos Pederzoli dijo presente.
En 1958 algunas lesiones lo tuvieron a maltraer y jugó medio torneo, volviendo recién al final. Al año siguiente la línea media siguió dando cátedra hasta mitad de temporada. Cuando Di Stéfano se fue algo se rompió. Y tanto Nappe como Pederzoli dijeron adiós al equipo en el que dejaron su vida. El Flaco dejó Argentinos tras algo más de 6 años, totalizando 174 partidos, 3 goles y tan sólo 2 expulsiones.
En 1960 tuvo su chance en River Plate. Un par de temporadas en el equipo de la banda roja, totalizando 14 partidos y anotando un gol. En 1962 firmó para Huracán, donde jugó 19 partidos hasta 1963. Allí dijo basta.
Durante su trayectoria jugó 4 partidos en la Selección Argentina. Dos fueron en 1956, ambas ante Uruguay. Triunfo 2-1 en Paysandú y empate 2-2 en Buenos Aires. Las otras dos, jugando para River, fueron en 1960. Ambas en San José de Costa Rica, en ocasión del Torneo Panamericano. Triunfo por 3-2 ante México y derrota 0-1 con Brasil.
Tras su retiro profesional su vida siguió ligada al club de toda su vida. Todos, absolutamente todos los que somos de Argentinos sabíamos de Pederzoli, aunque no lo hayamos visto jugar muchos de nosotros.
Hoy hizo su último quite en el círculo central terrenal. Se fue a marcar con Di Stéfano y Nappe al cielo. Y a meterle pases al Tano Trigili o a Sciarra, para recordar como hace más de 60 años llevaron a Argentinos a Primera. Como seguramente harán ahora. Porque siempre fueron de Argentinos. Porque cuando se va alguien, duele. Pero cuando se va alguien que ama al club para el que juega, duele más... Que en paz descanses, Flaco. Nuestras condolencias a su familia -en especial su hijo Javier, amigo de quien escribe estas líneas- y a sus amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario